Fertilizantes

Fertilizantes

Fertilizantes baratos para plantas de marihuana

A día de hoy en el mercado existen gran cantidad de marcas que fabrican fertilizantes para conseguir plantas de cannabis de gran calidad. Una persona novata puede que no sepa para qué sirven, cuando utilizarlo, en que cantidad, etc.. Sologrow cuenta con gran variedad de marcas. 

Hay 340 productos.

Mostrando 1-100 de 340 artículo(s)

Filtros activos

Los fertilizantes para las plantas de marihuana se diferencian por fases tanto para crecimiento como para floración. Podemos encontrar fertilizantes biológicos, minerales o químicos y fertilizantes a base de algas.

Los fertilizantes biológicos tienen la ventaja de que no generan residuos además de que al ser un abono natural, la planta lo absorbe mejor. Estos contribuyen a mejorar las propiedades del suelo.

Las plantas para poder desarrollarse correctamente, necesitan además del agua y del aire, de más de 12 elementos nutritivos que deben encontrarse en forma de minerales en el suelo, y de energía solar esencial para la síntesis clorofílica.

Los nutrientes que requieren las plantas pueden dividirse en:

Elementos primarios

Nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K). Se habla de fertilizantes NPK si los elementos se encuentran en el abono. 

Elementos secundarios

Calcio (Ca), azufre (S), magnesio (Mg).

Oligonutrientes o micronutrientes

Manganeso (Mn), hierro (Fe), molibdeno (Mo), sodio (Na), zinc (Zn), cloro (Cl), cobalto (Co), silicio (Si)cobre (Cu), vanadio (V) y boro (B).

Para su crecimiento y desarrollo, las plantas necesitan macroelementos NPK (nitrógeno, fosforo y potasio), elementos secundarios (calcio, magnesio) y todos los oligoelementos (hierro, zinc, etc.…) en dosis concretas adecuadas.

Es muy normal encontrar fertilizantes para crecimiento y fertilizantes para floración. Los primeros tienen un mayor contenido en nitrógeno mientras que los segundos son más ricos en fósforo y potasio. También hay abonos que sirven para toda la etapa de desarrollo de la planta los hay que sirven para todo el ciclo de cultivo de cannabis.

¿Cómo se añaden los abonos?

Los abonos pueden mezclarse con agua con el que regamos las plantas o pueden agregarse en el sustrato. También pueden agregarse de forma foliar pero en dosis muy inferiores a las que se usarían mediante riego o en el sustrato. No se recomienda realizar aplicaciones foliares de fertilizantes, sólo como tratamiento preventivo, como la cola de caballo que ayuda a evitar el desarrollo de algunos hongos.

Según la etapa en la que se encuentra la planta

Fertilizantes de crecimiento: Son fertilizantes ricos en Nitrógeno, algo de fósforo y potasio y puede que también algunos micro-elementos. Los abonos se agregan al agua con el que se riega la planta o en el sustrato durante toda la etapa de crecimiento. Se comienza a usar cuando la planta solo tiene 3-5 semanas de vida, dependiendo de los abonos que tenga la tierra base en la que cultivas. No deben usarse muy pronto ya que podemos quemar una planta pequeña muy rápido. Deben dejar de añadirse cuando surjan los primeros cogollos de flores. Podemos encontrar abonos de crecimiento orgánicos y abonos de crecimiento orgánicos y abonos de crecimiento químicos.

Fertilizantes de floración: Son abonos muy ricos en Fósforo (P) y potasio (K), los nutrientes que más demanda el cannabis durante su etapa de floración. Son añadidos a la tierra de cultivo o al agua de riego cuando comienzan a formarse los cogollos hasta unos 15 días antes de cosechar. Su objetivo es que los cogollos se desarrollen lo máximo posible y sean grandes y resinosos. 

En Sologrow podrás encontrar gran cantidad de los mejores fertilizantes del mercado para tus plantas.